Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Sobre las espaldas de Correa su consagración

En sus cinco juegos en las Menores con Corpus Christi a Carlos Correa no le fue bien: promedio de .118, un cuadrangular y dos impulsadas en cinco jornadas, y en blanco en seis turnos en los partidos del martes y miércoles de esta semana.

Sin embargo, había muchas probabilidades que se incorporara anoche cuando Houston recibía a Seattle en el Minute Maid Park, a la vez que Omar López, piloto de los Hooks, afirmó que le notó mejoría en su ritmo ofensivo y defensivo como paracorto.

Esta temporada ha sido de espanto para Correa, ausente en 43 encuentros por lesiones o días de descanso, siendo la de sus espaldas su gran tormento, ya que los espasmos y el dolor les han obligado a sesiones de terapias intensivas y a mucho reposo.

Al momento de ser inhabilitado a fines de junio, de hecho en un encuentro con los Marineros, él promediaba ,268, con 13 jonrones y 49 remolcadas, pero su fildeo era impecable con .992, producto de tan solo dos errores, liderando ambas ligas.

Ahora bien, la gran interrogante es si sus padecimientos de espalda serán recurrentes, lo que causaría eventualmente su movida a la antesala y quizá hasta la misma inicial para evitar movimientos menos bruscos para alguien que mide 6-4 y 218 libras.

En los casos de Cal Ripken y Alex Rodríguez, de estatura y peso parecidos a los de Correa, sus movidas a la tercera base fue en sus campañas 16 y 11 respectivamente, pero en el caso del primero su cuerpo fue de acero al imponer un récord de 2,632 juegos en sucesión, superando los 2,130 de Lou Gehrig, que llevaba 56 años.

Ya en 2017, Correa quedó fuera en 73 ocasiones, y en su debut en 2015 sudó el uniforme en 99 fechas, lo que es prueba irrefutable de su propensión a lastimaduras y que, de no mejorar, devaluaría su primer contrato multianual por muchos millones.

Hay que recordar que Alex Bregman, segundo en el draft de 2015, es un siore natural que pasó a la esquina caliente a favor de Correa, y que este hizo lo propio por Francisco Lindor en el pasado Clásico Mundial, con buenas notas.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 15 de agosto de 2018

Heroínas boricuas del sóftbol internacional

Ahora que se saborea el éxito de la Selección Nacional de sóftbol femenino, con su oro en Barranquilla y su quinto puesto en el Mundial de Japón, es deber repasar su pasado porque afloran heroínas que por sus ejecutorias de excelencia fueron escogidas al Salón de la Fama Internacional.

lunes, 13 de agosto de 2018

La Copa Davis está a punto de morir

La supervivencia o muerte de la Copa Davis, con 118 almanaques de vida, se decidirá este jueves en la asamblea general de la Federación Internacional de Tenis, que desea su separación tras firmar un acuerdo con la compañía Kosmos de $3 mil millones de dólares en 25 años.

miércoles, 8 de agosto de 2018

Se le fue el tren a Sergey Kovalev

Sin embargo el 16 del referido mes, defendió por novena vez su corona, que ya no era simplemente de la OMB, sino que sumaba las de la AMB y la FIB, ante el invicto Andre Ward, y tras 12 asaltos parejos el jurado votó a favor del retador, 114-113, aunque la mayoría de los periodistas y analistas creyó que fue un robo contra el ruso.

lunes, 6 de agosto de 2018

Éxito ‘PURo’ en Barranquilla

No me cabe la menor duda que los estragos materiales y mentales causados por María, aún vigentes en algunos municipios, fue el detonante para que Puerto Rico se venciera a sí mismo en los Juegos de Barranquilla. Y no solamente fue porque superó su ganancia de medallas de Veracruz 2014, inclusive en oro y plata, sino que se unió colectivamente y dejó tantas huellas de valor y orgullo que arrancó muchas lágrimas de alegría entre sus competidores, entrenadores y televidentes, lo que se traduce obviamente en patriotismo puro.

💬Ver 0 comentarios