(semisquare-x3)
Tampoco se exigiría evidencia sobre escapes si el depósito es menor a 12,400 toneladas de cenizas. (GFR Media)

El borrador del reglamento para el manejo y disposición final de cenizas de carbón permite que se depositen sobre el terreno hasta 12,400 toneladas de estos residuos, no encapsulados, sin notificación pública.

Asimismo, quien utilice 12,400 toneladas o menos de cenizas no encapsuladas directamente en el terreno, no tendrá que demostrar ni proveer documentación sobre escapes al agua subterránea y superficial, suelo y aire.

Un peso de 12,400 toneladas equivale a 55 veces el de la Estatua de la Libertad en Nueva York, 12 veces el del Cristo Redentor en Río de Janeiro, dos veces el de la estatua de Cristóbal Colón en Arecibo, y un poco más que el de la Torre Eiffel en París.

El Comité Diálogo Ambiental de Salinas, que preside Víctor Alvarado, calculó que 12,400 toneladas de cenizas también equivalen a 620 camiones.

“Esa es una cantidad similar a la que se movió, el año pasado, en los 18 operativos desde la carbonera (AES Puerto Rico) en Guayama hasta el vertedero de Peñuelas (EC Waste). Según redactado el reglamento, puedo llevar hasta 620 camiones de cenizas, tirarlas sobre el terreno y nadie se va a enterar”, dijo ayer Alvarado.

Añadió que el reglamento propuesto no especifica de qué forma, si alguna, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) fiscalizaría que los depósitos de cenizas sin notificación pública no excedan la cantidad establecida.

Según la Regla 23 del documento, el DRNA publicaría un aviso, por lo menos, 30 días antes de cualquier determinación final sobre una solicitud de depósito que exceda las 12,400 toneladas de cenizas.

El aviso incluiría el nombre del peticionario, una breve descripción del proyecto, la cantidad de cenizas que se depositarían, e información sobre el período para comentarios públicos y cómo someterlos.

El DRNA colgaría el aviso en su página de internet, y podría celebrar una vista pública si es solicitada por cualquier persona interesada.

Sobre el requisito de no demostrar ni proveer documentación sobre escapes, el abogado ambiental Pedro Saadé opinó que se trata de una de las disposiciones más riesgosas del reglamento.

“El uso no encapsulado de las cenizas es el más peligroso, porque están sueltas y en contacto directo con el terreno y los acuíferos”, dijo Saadé, tras denunciar que el DRNA “copió” la cifra de 12,400 toneladas de una reglamentación federal “que no se ajusta” a la realidad físico-espacial de la isla.

El borrador de los “Estándares para el uso beneficioso de los residuos de combustión de carbón” está disponible en la página de la Junta de Calidad Ambiental (ahora bajo el DRNA). Se aceptarán comentarios hasta el 15 de enero, en el correo [email protected]


💬Ver 0 comentarios