Al centro, Rubette Harford, presidenta de Atlantis, le muestra las renovadas instalaciones a Raúl Maldonado, secretario de la gobernación (extrema izquierda) y a Rafael Rodríguez, secretario de Salud. (Suministrada) (semisquare-x3)
Al centro, Rubette Harford, presidenta de Atlantis, le muestra las renovadas instalaciones a Raúl Maldonado, secretario de la gobernación (extrema izquierda) y a Rafael Rodríguez, secretario de Salud. (Suministrada)

Después de quedar seriamente afectado por el huracán María, la compañía Atlantis Health Care Group reabrió su centro de diálisis en el municipio de Carolina tras invertir $2.7 millones en la reconstrucción y expansión de dichas instalaciones.

El centro de diálisis, localizado en el centro comercial Paseo del Prado, frente al hospital regional, cuenta ahora con 10 estaciones de hemodiálisis adicionales a las que tenía previo al huracán, para un total de 47, así como otras cuatro estaciones de adiestramiento para tratamiento peritoneal.

“Este es, sin duda, un centro clave para los pacientes de diálisis del área metropolitana. Ya estamos atendiendo a 161 pacientes y tenemos capacidad de atender hasta 276, que es la cifra permitida por las agencias reglamentadoras”, dijo Rubette Harford, presidenta y directora ejecutiva de Atlantis. Agregó que en dichas instalaciones pueden atender pacientes de áreas cercanas, incluyendo del municipio de Vieques y hasta de las Islas Vírgenes, en caso de que ocurra otro fenómeno atmosférico, como María.

El centro carolinense opera de lunes a sábado desde las 6:00 a.m. hasta las 9:30 p.m.

Harford indicó que este centro emplea ahora a casi 40 personas, incluyendo médicos, enfermeras y personal técnico y administrativo, mientras antes del huracán eran 45. Algunos se fueron de Puerto Rico y no han regresado, señaló.

Por su parte, Rafael Rodríguez Mercado, secretario del Departamento de Salud, indicó que en la isla hay casi 6,000 pacientes que reciben diálisis debido a su condición de diabetes o hipertensión. Previo al huracán, existían 60 centros de diálisis en Puerto Rico, pero el evento atmosférico afectó la operación de algunos de ellos y no todos han podido reabrir. Hasta ahora, hay 46 centros en funcionamiento, según el secretario.

“Necesitamos estos centros abiertos. Estamos viendo casos de diabetes pediátrico y con daño renal. El tener estos centros como Atlantis operando efectivamente en todo momento es vital para el tratamiento de estos pacientes”, manifestó Rodríguez Mercado.

Tanto el secretario como Harford resaltaron el hecho de que Puerto Rico tiene un número muy alto de pacientes con fallo renal. “Hasta el año 2015, la población que sufre de fallo renal era de 5,651. Esta cifra es mayor que la población en estado terminal en 27 estados, incluyendo Kentucky, Colorado, Oklahoma y Arizona. Lamentablemente, esa cifra sigue en aumento”, dijo Harford.

Agregó la ejecutiva que estos centros se han convertido en “el segundo hogar” para miles de pacientes, quienes además del tratamiento de diálisis reciben consultoría nutricional, servicios médicos, sociales y financieros.

Este no es el único centro de diálisis que opera Atlantis en el país. En total, la compañía, que pertenece a American Alliance Dialysis Holdings, cuenta con 17 instalaciones en la isla y tres centros de adiestramiento. Todos ya están dando servicio, ya que la empresa ha invertido $5.7 millones después de María para asegurar su óptimo funcionamiento. En dichas instalaciones trabajan más de 600 profesionales y atienden a unos 2,000 pacientes aproximadamente. La compañía mantiene además contratos con más de 18 hospitales.


💬Ver 0 comentarios