(semisquare-x3)
Adriana Díaz cerró ayer la temporada 2018 con un revés en octavos de final en el Mundial Juvenil de Australia. (Xavier J. Araújo Berríos)

La temporada 2018 de la tenismesista Adriana Díaz terminó ayer con un revés en los octavos de final del Campeonato Mundial Juvenil, y su padre y entrenador, Bladimir Díaz, describió el año como “espectacular” al resaltar los logros alcanzados durante el mismo.

En su última competencia del año y también de su etapa juvenil, Adriana cayó ayer 4-1 frente a la japonesa Yumeno Soma para fallar en su intento de colarse entre las mejores ocho jugadoras del certamen mundialista.

La utuadeña, de 18 años, era la quinta mejor clasificada del torneo, a la vez que ocupa el puesto número 33 en el mundo a nivel adulto. Soma, por su lado, figura en la posición 128 en el ranking adulto.

Adriana está un poco triste, pero dispuesta a seguir trabajando duro”, dijo Bladimir a El Nuevo Día desde Australia. “Nos tocó una jugadora muy defensiva. Era la única así en el torneo y nos tocó en este cruce. Es una pena porque estábamos preparados”.

No es la primera vez que Bladimir menciona que su hija es superada por una oponente de sólidas cualidades defensivas. También lo señaló cuando perdió ante la ucraniana Gann Gaponova en el Abierto de Suecia a finales de octubre. “Es algo que tengo que resolver. Voy a considerar contratar a una jugadora extranjera y llevarla a Utuado para resolver esto. Tenemos problemas con ese estilo (defensivo)”, analizó Bladimir.

Con este resultado, Adriana cerró un año intenso y de logros significativos en su joven carrera. Ahora en diciembre se ubicó entre las mejores 35 jugadoras del mundo en adulto, cuando venía de ganar el Campeonato Panamericano de Chile. En el año también sumó cuatro medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, al tiempo que conquistó medallas de bronce en la categoría Sub 21 en competencias efectuadas en Bulgaria, Suecia, y Eslovenia. Y también tuvo la oportunidad de enfrentarse a la cuarta mejor jugadora del mundo a nivel adulto, la japonesa Kasumi Ishikawa, en el Abierto de República Checa. En este certamen, igualmente, logró victorias importantes ante la número 17 del mundo, Sofía Polcanova, y la número 28, Matilda Ekholm.

Bladimir no puede pedirle más a su hija. “El 2018 fue un año espectacular; el mejor de su carrera hasta el momento”, dijo. “Y acabamos de cerrar este ciclo juvenil con nostalgia, porque fue uno muy fructífero”.

Por el momento, Adriana descansará varias semanas antes de retomar los entrenamientos, especialmente, en el aspecto físico con miras a la campaña 2019 que arrancará en febrero.


💬Ver 0 comentarios