El boricua llegó a Puerto Rico tras su derrota por decisión unánime contra el ucraniano en Nueva York

Satisfecho con su combate en el ring y enfocado en sus próximos retos.

Así piso suelo boricua hoy el boxeador puertorriqueño José “Sniper” Pedraza (25-2, 12 KO’s), procedente de Nueva York, ciudad donde fue derrotado por decisión unánime por el ucraniano Vasyl Lomachenko (12-1, 9 KO’s) en una reyerta para unificar los cetros peso ligero (135 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB) realizada el sábado en el teatro Hulu del Madison Square Garden.

"Estoy bien contento, bien satisfecho por el trabajo que hicimos. No salimos con la victoria, pero hay muchas ocasiones en que dentro de la derrota ganamos mucho y entre eso de lo que uno gana hay mucho respeto, de la fanaticada contraria, que lo sentí también. Hicimos un buen trabajo, eso me satisface mucho. Venimos echando pa’alante", expresó el deportista a preguntas de endi.com desde el aeropuerto Luis Muñoz Marín, de Carolina.

Pedraza llegó a la isla en el vuelo B6 403 de la línea aérea JetBlue alrededor de las 3:00 p.m. junto a su entrenador Luis Espada y su equipo técnico. Fue recibido por amigos y familiares, entre ellos, el exboxeador Edgardo López Sasso, quien compartió un abrazo y palabras de apoyo con el púgil.

El cidreño elogió a su contrincante, al que describió como un boxeador "bien inteligente" y con muchas habilidades para descifrar rápido los cambios en el estilo de pelea. "Es complicado, zurdo, bien completo, con muchas habilidades, natural en su fuerza. De verdad es un gran boxeador", expresó.

No obstante, aseguró que le hizo "una mala noche a Lomachenko", referencia a que en ningún momento dejó de luchar por su espacio en el ring y por la oportunidad de ganar.

El cidreño agregó que físicamente salió bien y con menos marcas en su rostro que en la pelea en la que venció al mexicano Raymundo Beltrán por la faja ligera de la OMB.

En cuanto al asalto 11, en el que cayó de rodillas dos veces, compartió que se mantuvo enfocado en no perder. Apuntó que decidió no agarrarse de su contrincante porque el ucraniano sabe salirse de los amarres “muy bien”.

Sostuvo -además- que el ucraniano reconoció que no esperaba tanto de Pedraza y, al final, le expresó sus respetos.

Inconforme con las tarjetas

A preguntas de la prensa, el púgil reconoció que no le pareció justa la apreciación de los jueces que juzgaron la pelea. Estos vieron el combate 119-107, 117-109, y 117-109 para Lomachenko.

“No, no. Pero siempre sucede en el boxeo. Definitivamente la decisión era a favor de Lomachenko, pero no la vi tan abierta como lo vieron los jueces. La vi más cerrada, pero son cosas que pasan en el boxeo”, dijo.

Pedraza manifestó que espera “seguir haciendo grandes peleas como la que hice con Lomachenko”. Sin embargo, está a la espera de lo que decida la compañía Top Rank. “Hay que sentarnos con la compañía para ver qué retos o trabajos, como quieran decirlo, nos tiene”, dijo.


💬Ver 0 comentarios