(semisquare-x3)
Oquendo conecta un gancho izquierdo al rostro de López durante el combate. (Suministrada)

El prospecto José ‘Wonder Boy’ López tenía un plan de pelea para Jonathan 'Polvo' Oquendo, pero el veterano se encargó el sábado de echárselo por la borda tras frustrarlo por gran parte de seis asaltos para luego vencerlo por nocaut técnico durante el evento estelar  de la serie ‘Noche de Campeones” celebrado en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

Con el triunfo, Oquendo mejoró a 29-5 con 19 nocauts y se coronó como el nuevo campeón súper pluma NABO de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“El plan mío era boxear el primer y el segundo asalto pero me sorprendió el golpe en primer asalto cuando me tumbó y tuve que cambiar mi estilo antes de lo planificado y meterle presión contras las cuerdas. Cuando me caí me acordé de mi pelea con Jhonny Gonzalez, donde me tumbaron temprano y saqué cría”, dijo Oquendo después del triunfo. 

López cayó a 20-3-1 con 14 anestesiados.

“Creo que ‘Wonderboy’ estaba esperando que yo tirara mis golpes para el contraatacar, pero le pude cambiar mi estrategia. Conecté mi jab, le di buenas rectas y entré y coloqúe mis manos al cuerpo. Ya para el cuarto asalto sabía que lo tenía. Por su respiración sabía que estaba ‘tocado’ y por eso seguí atacándolo al cuerpo. El lucía frustrado y no supo ajustar. Era cuestión de tiempo”, relató. 

Ahora Oquendo apunta hacia su añorada cita titular, donde espera que la OMB lo coloque a retar al japonés Masayuki Ito para inicios del 2019.

“Estoy calentando motores. Peleé con colombiano (Daulis Prescott) que logré noquear en dos asaltos en agosto, ahora un nocaut en seis asaltos con López. Estoy listo. Si Ito le gusta el toma y dame va a tener una gran pelea conmigo”, agregó Oquendo.

La carta de triunfo para Oquendo fue su capacidad de negarle la ventaja de estatura y alcance a López, marrullándolo y llevándolo contra las cuerdas para imponer su castigo ahí por gran parte de su duelo.

Solo en un momento de descuido recibió una derecha de López por encima de la oreja izquierda que lo hizo tocar la lona y recibir el conteo de protección en el mismo primer asalto. Pero a partir de ahí no tuvo reversa en su constante presión sobre López.

Para el segundo asalto, Oquendo le partió el labio a ‘Wonder Boy’ López y continuó llevándolo contra las cuerdas para evitar que su rival pudiera imponer su jab a distancia. El language corporal de López reflejaba frustración y titubeaba en sus ataques, recurriendo al jab solo cuando desde la fanaticada sus fieles se lo pedían. No parecía enfocado en su estrategia y parte de ello se debía al trabajo de Oquendo, que con sus mañas lo seguía dominando.

Para el quinto asalto, Oquendo llegó a arrinconar a López para pegarle al cuerpo y al rostro y así ponerlo a correr lastimado.

Parecía cuestión de tiempo ypara el sexto, Oquendo lo amarró, metió sus manos al cuerpo de López que le hicieron flaquear las piernas y le abrió oportunidades para conectarlo fuerte al rostro, propiciando la detención de la pelea al minuto 2:40.



💬Ver 0 comentarios