Aunque celebró la militancia electoral, el representante Bob Cortés dijo que hay que esperar al número oficial de Supervisor de Elecciones (semisquare-x3)
Aunque celebró la militancia electoral, el representante Bob Cortés dijo que hay que esperar al número oficial de Supervisor de Elecciones. (GFR Media)

Orlando, Florida - La cifra preliminar de puertorriqueños registrados como electores en Florida es una señal concreta de la fuerza de un grupo que -al tener fresco en su mente la tragedia que el huracán María causó en la isla y la respuesta de las agencias federales- usará su voto para ajustar cuentas con los políticos que aspiran a posiciones electivas.

“Los puertorriqueños en Florida se sienten más patriotas que nunca, y van a pasarles la factura a quienes han titubeado con Puerto Rico”, dijo Luis Figueroa, presidente de PODER, una plataforma digital que estableció en Florida el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló como una herramienta para incentivar el voto boricua y registrar electores.

Marcos Vilar, director ejecutivo de la Alianza for Progress –que agrupa a media docena de organizaciones comunitarias en la Florida Central- estimó que cerca de 77,000 puertorriqueños han sido registrados desde el verano.

Mientras, Figueroa dijo que a través de la página web de PODER (https://www.poderpuertorico.org) 7.8 millones de personas vieron anuncios motivándolos a registrarse. De ese total, 31,000 personas tomaron acción para inscribirse.

“Si 285 votos fueron la diferencia en la elección entre Darren Soto y Tony Suárez en el 2007, imagínate lo que harían 77,000 electores. Solo necesitamos el 10% de esa cantidad para cambiar una elección en un estado donde 1,000 votos pueden hacer la diferencia”, dijo.

Figueroa agregó que los puertorriqueños en Florida tienen una oportunidad histórica: “Podremos escoger al próximo senador de Estados Unidos, al gobernador del tercer estado con mayor población y, en un futuro, al próximo presidente, pues las elecciones del 2020 están ahí al lado”, agregó.

Para el representante estatal de Florida, el puertorriqueño y republicano Bob Cortés, los informes sobre la creciente militancia de electores boricuas es una muy buena noticia. Sin embargo, explicó que la cifra importante no es la cantidad de personas que inscribieron las organizaciones, sino el número final que acepte el Supervisor de Elecciones de Florida.

Explicó que, en estos procesos, entre el 15 y 20% de las personas registradas suele ser rechazadas por errores en la manera de llenar la información, firmas no legibles, porque la persona ya estaba registrada como elector o porque no llenó los requisitos para ser un votante en Florida.

“Si una persona se registró y no le llegó por correo una tarjetita de elector, es posible que su solicitud tuvo algún problema y fue rechazada”, dijo Cortés. Si este es el caso, el ciudadano debe contactar a la Oficina del Supervisor de su condado.

Rosselló, una de las voces que ha encabezado los llamados para que los puertorriqueños en la Florida Central se registren señaló ayer que la visión a largo plazo es que el voto boricua tenga un impacto significativo tanto en el Congreso como en el ejecutivo federal para “que sepan en todas partes que las acciones que se toman contra Puerto Rico tienen consecuencias”.

Indicó que el próximo paso importante es que esos electores inscritos salgan a votar y que eventualmente se instituya una movilización boricua constante como la que estructuraron los cubanos en el sur de la Florida.

“La aspiración no es solo ir a la Florida, Pensilvania o Texas, como se hizo en esta ocasión, sino poder ir a todos los estados donde hay una población significativa de puertorriqueños y demostrar en Washington que tenemos mollero político. Solamente así se abrirá un espacio a los temas sustantivos de nuestro pueblo y al principal reclamo que es la eliminación del colonialismo en Puerto Rico”, sostuvo.

Jimmy Torres Vélez, portavoz de la organización Boricua Vota, contó que ayer recibió un mensaje de una persona de Port St. Lucie, a dos horas de Orlando, y que estuvo fuera del radio de acción de las comunidades que estuvieron en campaña para reclutar electores.

“Me dijo que no había podido registrarse, quiere hacerlo y nos pedía ayuda. La gente está entusiasmada en todas partes”, puntualizó el líder comunitario.


💬Ver 0 comentarios