Johanna López fue electa para ocupar la silla en el Distrito 2 de la Junta Escolar en el condado de Orange, Florida.

Orlando, Florida — Se graduó de bachillerato y maestría en Educación con honores, y cuando fue a buscar empleo como maestra, le dijeron que necesitaba tener “pala”.

Cansada de la politización extrema en la isla, Johanna López se mudó a Florida en 1998. Trabajó lavando autos y, luego, en una cadena de restaurantes de comida rápida hasta que la reclutaron como ayudante de maestra en una escuela pública de Orlando.

En poco tiempo, logró una posición formal como maestra de español y no pasó mucho cuando la energía de esta aguadillana comenzó a electrificar a todos los que pasaban por su aula.

En 2016, López ganó el premio de Maestra del Año. Dos años más tarde, hace poco más de un mes, logró lo que parecía impensable: convertirse en la primera hispana en ser electa a la Junta Escolar del Condado de Orange, el cuarto sistema escolar más grande de Florida y el noveno en todo Estados Unidos.

Y sí, es un logro que celebran los hispanos, sobre todo los boricuas, pero esta maestra -que se crió en el residencial público Juan García Ducós, de Aguadilla- sabe que los ojos de todos los latinos, incluida la mirada de los otros siete miembros de ese cuerpo escolar, estarán sobre ella, porque con su triunfo tendrá la oportunidad histórica de darle voz a un sector de la población que estuvo invisible.

¿Cuál cree que será su reto principal?, se le preguntó.

“Que represento a un grupo que nunca había tenido representación, aun cuando somos el 41% de la población en este condado, que tengo acento, soy latina, mujer y divorciada”, afirmó. “Pero conozco a los nuevos miembros de la junta y son personas inclusivas”, agregó.

Esta junta -que tiene por presidenta a Teresa Jacobs, quien durante los pasados ocho años fue alcaldesa del condado de Orange- es la responsable de los aspectos administrativos y fiscales de 191 escuelas, 207,253 estudiantes, 24,629 empleados, donde están representados 194 países y se hablan 170 idiomas.

Sus planes

Sentada en los bancos de un parque en el centro comunitario de Engelwood, en Orlando, López habló de sus planes, que incluyen, mejores salarios y trato para los maestros; mejores servicios para comunidades del condado que han estado rezagadas; e inclusive atender de la misma manera a los maestros de las escuelas “charters”.

Reiteró que, si bien tiene diferencias con los principios que rigen estas escuelas, está comprometida con servir a todos por igual.

Aunque las escuelas “charters” son operadas por empresas privadas y operan con cierta autonomía, están sujetas a las reglas generales y están bajo la sombrilla de los gobiernos de los condados.

Estar en esta silla significa que hay alguien de la comunidad en esta junta, que he vivido lo mismo que la gente, por haberme mudado aquí desde Puerto Rico, ser hispana, madre, maestra y como alguien que ha vivido las mismas situaciones. Y pueden estar seguros que nunca votaré a favor de algo que esté en contra de lo que quiere la gente que sirvo”, dijo.

Señaló que trabajará para que se atienda el tema de la seguridad en los planteles, un asunto de alta prioridad a raíz de los recientes eventos violentos en escuelas de Florida.

En los últimos ocho años se han reportado 14 eventos violentos con armas en escuelas de Florida, estado que tiene 21 millones de habitantes y 4,269 planteles, según datos del Censo y del portal de estadísticas Ballotpedia.org.

“Esto no se resuelve dándole armas a los maestros. Eso aumenta más la tensión. Para atender este problema, se requiere más educación a estudiantes, padres y maestros, más planes de prevención y, también, hablar del bullying”, profundizó.

Su triunfo como representante del distrito dos en esa junta fue histórico. Al obtener 40,000 votos, superó por mucho la cifra de 12,000 sufragios que suelen obtener quienes logran ser electos a este cuerpo lector.


💬Ver 0 comentarios