EL congresista está en campaña en Florida para que los puertorriqueños se inscriban

Kissimmee, Florida – El congresista puertorriqueño Luis Gutiérrez encabezó ayer una parranda en un reconocido restaurante de esta ciudad, a donde llegó acompañado de pleneros y líderes de organizaciones comunitarias, para exhortar a los presentes a inscribirse como electores.

Este esfuerzo proselitista para mover a los puertorriqueños e hispanos a expresarse a través del voto será parte del trabajo que Gutiérrez realizará cuando termine el próximo 3 de enero su carrera como congresista, la cual ejerció durante 26 años.

Encabezando una comparsa de pleneros, Gutiérrez hizo un esfuerzo por marcar el ritmo con un cencerro y entró al restaurante Pal’ Campo, especializado en comida puertorriqueña, causando sorpresa entre los comensales que abarrotaban en lugar.

En la parranda también desfilaron la directora de la organización comunitaria Hispanic Federation, Betsy Franceschini; el ex legislador estatal de Florida, Tony Suárez; y el portavoz de “Boricua Vota”, Jimmy Torres, organización que coordinó la parranda.

“Si te pasas diciendo que no vas a votar, después de los resultados no te vayas a quejar”, decía el coro que cantaban los pleneros.

Torres, que lo mismo cantaba que dirigía a los músicos, aprovechó un alto en la música y lanzó un brevísimo mensaje: “Venimos a decirle que tenemos hasta el martes (9 de octubre) para inscribirnos”.

Y a son de “Qué bonita bandera”, terminaron la parranda.

Gutiérrez explicó que ese es el objetivo de estas incursiones sorpresa que las organizaciones comunitarias han venido realizando. “No son discursos largos. Solo música para llamar la atención y recordarles la patria a los que escuchan. Luego que los entusiasmamos, le decimos que se inscriban y ya”, explicó el congresista.

En Florida -donde viven 1.2 millones de puertorriqueños- hay cerca de 500,000 boricuas registrados como electores, aunque se cree que hay otros 300,000 que puede ejercer su derecho al sufragio, pero no están inscritos.

Algunas de las organizaciones comunitarias se concentran en la fase educativa de cara a las elecciones, sin hablar a favor o en contra de candidato alguno debido a las limitaciones que le impone su registro en el Servicio federal de Rentas Internas. Pero esa limitación no la tiene Gutiérrez quien, en su característico verbo, habló que su campaña está claramente dirigida a evitar que Trump vuelva a revalidar como presidente.

“Es que si no abolimos la presidencia de Trump, a Puerto Rico le va a tomar mucho más tiempo su reconstrucción”, dijo quien aseguró que no le interesa involucrase en la política activa de la isla una vez se mude allí.

En Estados Unidos hay más de 5 millones de puertorriqueños. “Con lo mucho que somos, es fácil elegir a un presidente que sea respetuoso y que facilite que Puerto Rico pueda vivir bajo los estándares del siglo 21. En cambio, ahora tenemos a uno que ha mostrado mucha crueldad”, afirmó.

Gutiérrez llegó a Orlando desde Miami, donde estuvo reunido con organizaciones proemigrantes, con comunidades puertorriqueñas y también haciendo campaña a favor de Andrew Gillum, candidato demócrata a la gobernación por Florida que, si triunfa, se convertirá en el primer mandatario afroamericano de este estado.

Una vez culmine la campaña eleccionaria de su hija, quien busca ser asambleísta en Chicago, Gutiérrez y su esposa, Zoraida, se mudarán a una casa en Dorado.

“Quiero tener mi base de operaciones desde Puerto Rico pues desde allí puedo estar viajando fácilmente a Orlando y a Pensilvania, que son dos ciudades importantes en términos de sus colegios electorales, algo importante a la hora de decidir quién ganará la presidencia de Estados Unidos, y para mover el voto de los puertorriqueños allí para sacar a (Donald) Trump de la presidencia”, dijo Gutiérrez a El Nuevo Día.

El congresista no reside en Puerto Rico desde 1977.

“Quiero regresar y vivir de cerca lo que es no tener un servicio de electricidad constante, quiero experimentar lo que viven diariamente los que residen en la isla, y quiero estar ahí cuando esa Junta Fiscal que nadie en Puerto Rico escogió, tome decisiones”, dijo.

Las fechas

En Florida, los ciudadanos inscritos pueden votar de forma presencial en el colegio electoral el día de las elecciones -6 de noviembre- o pueden solicitar que le envíen por correo la papeleta.

El 31 de octubre es la fecha límite para solicitar la boleta por correo. La misma debe enviarse por correo el día antes de las elecciones, es decir, el 5 de noviembre.

En estos comicios de medio término, en Florida se escoge al gobernador, congresistas, legisladores estatales, alguaciles de la policía, jueces, y miembros de las juntas escolares.


💬Ver 0 comentarios