Una calle inundada en Cuba tras el paso del huracán Ike en 2008 (semisquare-x3)
Una calle inundada en Cuba tras el paso del huracán Ike en 2008. (EFE)

La Habana, Cuba -  El gobierno cubano reveló esta noche el primer estimado de los daños causados por el huracán Michael a su paso por el occidente del país, en el cual destacan miles de viviendas afectadas, problemas en las redes de agua y energía eléctrica, golpes a la importante industria del tabaco, así como cortes en la infraestructura vial.

El presidente Miguel Díaz-Canel, así como el primer vicepresidente Salvador Valdés Mesa, visitaron hoy la provincia de Pinar del Río, la que más daños sufrió por el paso de Michael el lunes pasado, para cuantificar los daños en la región y supervisar el proceso de recuperación.

Según los datos oficiales, 1,082 hogares sufrieron daños, de ellos 32 fueron derrumbes totales, 236 parciales y el resto reportaron afectaciones de distintos niveles, como daños a techos u otras partes de la estructura.

El abasto de agua también sufrió golpes mayores, pues de 179 estaciones de bombeo que posee la provincia, 142 se afectaron, la mayoría por problemas de falta de energía, según Julio Cesar Rodríguez Pimentel, presidente del Consejo de Defensa Provincial en Pinar del Río.

Un total de 105,255 clientes del sistema de electricidad permanecen sin servicio y se despacharon refuerzos de otras provincias del país para reparar las averías.

Los daños en las carreteras se produjeron en varios puntos de la parte occidental de la provincia y los más serios se concentraron en la zona de La Bajada, localizada en la Península de Guanacahabibes, la zona más cercana al centro del ciclón.

El área del tabaco reportó pérdidas en semilleros y otras infraestructuras de la industria, pero las autoridades aseguraron que no son mayores y que la siembra de la popular hoja está garantizada. Igualmente, la lluvia perjudicó sobre 400 hectáreas de cosechas de viandas, además de paralizar la cosecha de arroz.

Las zonas más afectadas fueron los sectores de Vueltabajo y Sandino, quienes sintieron el embate de Michael con toda su furia.

Díaz-Canel llamó a su equipo de trabajo a dar prioridad a la recuperación del sistema eléctrico, así como la reparación de viviendas y la protección del tabaco, uno de los principales productores de divisas para la economía cubana.

Michael pasó por el oeste de Cuba, a unas 20 millas del Cabo de San Antonio el lunes pasado, dejando lluvia y vientos en la región, pero sin causar daños mayores en el resto del país.

Al salir de Cuba se adentró en el Golfo de México y se convirtió en un huracán categoría 4 que demolió el noroeste de Florida.


💬Ver 0 comentarios