Imagen de la película que retrata la infancia y la adultez del importante bailarín. (Captura YouTube) (semisquare-x3)
Imagen de la película que retrata la infancia y la adultez del importante bailarín. (Captura YouTube)

La Habana - La historia de un niño afrocubano, pobre y residente de uno de los peores barrios de La Habana, que triunfa contra la adversidad y se convierte en uno de los mejores bailarines de ballet clásico del mundo, es el argumento de Yuli, película inspirada en la vida de Carlos Acosta, quien recibirá en octubre próximo la reputada condecoración Queen Elizabeth II Coronation Award del Reino Unido.

Del barrio marginal Los Pinos, en La Habana, hasta los principales escenarios del planeta, Carlos Acosta ha realizado un viaje lleno de obstáculos, los cuales superó con un talento excepcional para bailar, al punto que se convirtió en uno de los danzantes más célebres del siglo XX e inicios del presente, siendo el primer hombre negro en interpretar papeles concebidos para blancos, como Don Quijote.

Su vida inspiró a la española Icíar Bollaín para filmar el largometraje con el que competirá en el 66º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, del 21 al 29 de septiembre. La cinta es un “biopic” con guion del escocés Paul Laverty, basado en la autobiografía de Acosta, No Way Home.

“Yuli” es el apodo familiar del bailarín, quien se interpreta a sí mismo en la película filmada en La Habana, Londres y Madrid, y en la que se narra cómo se convirtió en primera figura del Royal Ballet de Londres durante 15 años. Sus inicios como breakdancer antes de estudiar ballet, obligado por su padre, también forma parte del argumento.

“La estrella de mi vida es mi padre, sin él yo hubiera sido un delincuente, o estaría en Miami, o me hubiera convertido en un muchacho”, dijo Acosta en una entrevista con el periódico El País.

Convertido en una leyenda viva, Carlos Acosta no ha dejado de ser un referente también como coreógrafo y director de su propia compañía Acosta Danza, fundada en La Habana en 2015 y actualmente en la vanguardia de la danza clásica y contemporánea cubana. 

El próximo 15 de octubre el bailarín cubano será condecorado con el Queen Elizabeth II Coronation Award, que otorga la Real Academia de la Danza del Reino Unido en reconocimiento a las figuras más influyentes en la danza actual.

Según la institución británica es “una fuente de inspiración para bailarines de todo el mundo”, y destaca “su extraordinaria carrera como bailarín de renombre, y ahora como coreógrafo y director artístico”. 

Por su parte, Acosta dijo estar “encantado” de recibir el premio. “Es un honor unirme a esta prestigiosa lista de líderes de la danza, muchos de los cuales me he inspirado y con los que tuve la oportunidad de trabajar durante mi carrera”, añadió.

Luke Rittner, director ejecutivo de la Real Academia, señaló que la institución europea y el artista cubano “comparten un objetivo común: inspirar y nutrir a jóvenes bailarines de todo el mundo y hacer que la danza sea lo más accesible posible. La decisión de honrar a Carlos Acosta con nuestra distinción más prestigiosa fue unánime”.


💬Ver 0 comentarios